Realejo Alto – Chanajiga. PR TF 40

Detalles

DificultadDifícil
Duración7:00 horas
CircularSi
Distancia14,41 km
Desnivel ac.2.198,00 mts
El punto de inicio de esta ruta se ubica en la Plaza de Viera y Clavijo, junto al comienzo de una de las calles más festivas del municipio: La calle el Medio de Arriba. Esta calle, junto a la calle del Sol, es protagonista de una de las mayores exhibiciones pirotécnicas de Europa, que tiene lugar cada 3 de mayo, con motivo de la celebración de las Cruces y Fuegos de Mayo de Los Realejos.

Referencias indispensables en este lugar serán la Oficina Municipal de Turismo y la Iglesia Matriz del Apóstol Santiago, primer templo cristiano de la isla. Al otro lado de la calle, el antiguo ayuntamiento, que fue obra de Juan Margarit Serradell en los años sesenta del pasado siglo, alberga la Biblioteca Municipal Viera y Clavijo.

La mayor parte del recorrido de este sendero transcurre, siguiendo el cauce del Barranco de La Lora, por el Parque Natural de la Corona Forestal, que con 46.613 hectáreas es el mayor espacio natural protegido de la Comunidad Autónoma de Canarias.

En el ascenso hasta la Zona Recreativa de Chanajiga pasaremos por algunos caminos y sendas tradicionales, casas y otras construcciones de interés, que hablan de cómo el residente de la zona vivía enteramente ligado al entorno.

Cabe destacar que este sendero está homologado y cumple debidamente la normativa europea. La señalización normalizada que iremos encontrando en el camino consiste en dos franjas paralelas, de color blanco la superior y amarillo la inferior, al tratarse de un sendero de pequeño recorrido.

Mapa de la ruta

Apuntes de interés

Apuntes sobre flora y fauna

 
Los escarpes, prácticamente exentos de vegetación, presentes a lo largo de la ladera de Tigaiga, son lugares altamente idóneos para la nidificación de aves rupícolas. Circundados por laderas no tan verticales donde crece la laurisilva y el matorral termófilo, estos acantilados presentan numerosas cavidades y repisas naturales que son utilizadas por varias especies orníticas para instalar sus nidos. Aunque teniendo en cuenta su envergadura, el ratonero común o “aguililla” (Buteo buteo) sea la rapaz más emblemática y ostensible, en estos lugares también podemos observar cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) y halcones de berbería (F. [peregrinus] pelegrinoides).

No debemos olvidar que estos escarpes, sobre todo los que presentan algo de vegetación, son así mismo sitios muy adecuados para que la paloma rabiche (Columba junoniae) construya sus nidos y que, junto con la paloma turqué (Columbia bollii), constituyen las dos especies endémicas de Canarias asociadas a los bosques de laurisilva y Monteverde.

En laderas, barranqueras y vaguadas de pendiente más suave, aparecen las formaciones residuales de monteverde que, en cotas altas, se van entremezclando con el pinar. Ligada a esta vegetación existe una fauna invertebrada constituida por un gran número de especies exclusivas de las islas, entre ellas varios caracoles terrestres como los del género Hemicycla, coleópteros y milpiés.

Si hablamos de avifauna, una de las aves más características y a la vez más difícil de ver en estos hábitats es la chocha perdiz (Scolopax rusticola).

Indicaciones de ruta

  • Fijamos el punto de partida en la Plaza de Viera y Clavijo, frente a la Oficina Municipal de Turismo de Los Realejos. En este lugar se levanta la Iglesia Matriz del Apóstol Santiago, primer templo cristiano de Tenerife. Las primeras noticias sobre la existencia de este recinto, dedicado al Apóstol Santiago, vienen dadas por el hecho histórico de celebrarse la rendición de los menceyes guanches en la primavera de 1496, en las tierras tomadas por los conquistadores en el territorio de Taoro.

    Según una antiquísima tradición, seguida por el poeta Antonio de Viana y los historiadores Juan Núñez de la Peña y José de Viera y Clavijo, en su tosca pila recibieron las aguas bautismales los nueve valerosos menceyes guanches, así como otros muchos destacados aborígenes.

    La Iglesia Matriz del Apóstol Santiago fue declarada Monumento Histórico Nacional y Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento, en 1983. El eje conformado por la plaza Viera y Clavijo y la calle El Medio de Arriba muestra aún una imagen histórica como vestigio, casi testimonial, de un núcleo urbano tradicional ya desaparecido. De esta plaza parte cada mes de julio la tradicional ruta Jacobea en dirección a Santiago del Teide.

    Cruzando la calle podremos disfrutar de unas preciosas vistas desde el mirador de la Plaza de la Unión, justo encima de la Oficina Municipal de Turismo o visitar la Biblioteca Municipal Viera y Clavijo, edificio que acogió el ayuntamiento antes de trasladarse a su ubicación actual.
  • Saliendo de la Plaza, junto a un lateral de la Biblioteca, encontraremos un panel informativo del sendero y unos metros más adelante, a la derecha, llegamos al cruce con la calle Godínez. 

    Esta calle atraviesa el barranco del mismo nombre y nos puede conducir hacia el Realejo Bajo o hacia la Casa Natal de Viera y Clavijo, una vivienda que aún conserva intacta su fachada y que se encuentra subiendo a la izquierda en la calle del mismo nombre, antigua Calle del Agua, por donde encauzaban las aguas de los nacientes que abastecían los ingenios azucareros del Realejo de Abajo.
  • Retomando la ruta, continuamos subiendo por la calle El Medio de Arriba, dejando a la izquierda las oficinas municipales de Consumo y Desarrollo Local ubicadas en el antiguo edificio donde se estableció el Ayuntamiento del Realejo de Arriba.

    Unos metros más adelante en esa misma acera, nos encontraremos con el Cine Viera, obra de estilo neocanario, que fue ejecutada a finales de la década de los cuarenta del pasado siglo por el afamado arquitecto tinerfeño José Enrique Marrero Regalado. En la actualidad se encuentra cerrado a la espera de una profunda reforma.
  • Seguimos subiendo algo más de 300 metros, hasta dejar atrás el cruce de la carretera que va a Icod el Alto, pero justo antes nos encontramos con el Hotel Rural Los Realejos, un establecimiento alojativo de calidad ubicado en una casa de estilo canario del siglo XVII, cuidadosamente rehabilitada.

    Si giramos a la derecha y avanzamos por esa carretera unos escasos 50 metros, hasta acercarnos al borde del barranco, podremos contemplar dos especies arbóreas centenarias, catalogadas y de gran porte, una es un barbuzano y la otra un pino canario.
  • De vuelta a la calle El Medio de Arriba, subimos unos metros hasta llegar a la capilla de Cruz, para continuar el ascenso dejando a la izquierda la capilla, hasta llegar al cruce con la calle Las Toscas de Romero.

    Las Cruces de las calles El Medio de Arriba y El Sol son las protagonistas de una de las fiestas más importantes del municipio, las Cruces y Fuegos de Mayo (primera fiesta de Interés Turístico de Canarias y declarada en 2015 Fiesta de Interés Turístico Nacional), en la que tiene lugar cada 3 de mayo, una de las mayores exhibiciones pirotécnicas de Europa.
  • Dejamos a la izquierda el cruce con Las Toscas de Romero y continuamos a la derecha hacia el barranco de La Lora. Justo a escasos metros, al lado izquierdo, nos encontramos con un abrevadero centenario que abastecía a los vecinos y al ganado de paso. La calle de asfalto se convierte en una antigua calzada empedrada (de las pocas que se conservan en la zona) y una vez finalizada ésta, continuamos por una pista de cemento por el cauce del barranco en dirección ascendente.

    A la izquierda podremos observar una ladera cubierta de una gran variedad de especies vegetales, como barbuzanos, vinagreras, tuneras, cañaverales, granadillos o bejeques y en breve llegamos a un cruce con una pista que se abre a la derecha y que conduce al Caserío del Tanque de Arriba. En ese punto podemos encontrar tres columnas de piedras que formaban parte de un antiguo acueducto. Seguimos avanzando y cruzamos el cauce.
  • A lo largo del recorrido nos vamos encontrando con algunas instalaciones prefabricadas que son usadas como corrales por los vecinos de la zona.

    Varios frutales aparecen al margen del camino y entre estos, una pequeña entrada se abre a la izquierda y conduce a los antiguos lavaderos de La Lora. Actualmente se encuentran cubiertos por la vegetación.
  • Continuamos ascendiendo por la izquierda, dejando a la derecha la subida al Asomadero. En este punto nos encontramos con un paisaje con una vegetación que denota el grado de alteración del barranco por la acción humana, debido a los proyectos que durante el siglo XX se plantearon para la construcción de un embalse de agua en dicho lugar. Estos planes nunca vieron la luz y dejaron un paisaje un tanto alterado.

    A la derecha dejamos el barranco del Garabato y a la izquierda continuamos por el barranco de La Hondura.
  • El sendero nos lleva a la altura de una conífera de gran porte que se alza al pie de la galería de agua de la Florida Baja. Es conveniente recordar que está prohibido entrar en las galerías de agua. Muchas de ellas emiten gases tóxicos para las personas.

    A partir de aquí, el sendero nos dirige hacia la izquierda para comenzar el ascenso bajo unas paredes de piedra pasando por construcciones en forma de bancales que fueron utilizadas para el cultivo.

    Un tramo escalonado nos lleva por la loma de La Hondura, desde la que podremos escuchar el sonido de las aguilillas en vuelo. Continuamos bordeando antiguas zonas de cultivo hoy pobladas básicamente de helechos y zarzales.
  • Pasando por tramos de brezos y castaños llegamos a una pista de tierra que, a la izquierda, nos conduce al Caserío de La Florida o de la Villanueva. Un suave ascenso por la pista de cemento que atraviesa este caserío nos permite contemplar una variedad de plantas ornamentales que han sido introducidas por los vecinos de la zona.

    Justo al terminar el caserío nos encontramos con un tramo de carretera, que a la izquierda, nos llevaría a Placeres y Palo Blanco.
  • Dejando atrás el Caserío de La Florida o de la Villanueva ascendemos la ladera pasando entre fincas privadas y llegando a un paseo de cemento que se estrecha y que luego se convierte nuevamente en tierra antes de llegar a la pista de La Florida, donde nos desviaremos a la izquierda y recorreremos un trecho de camino bordeado de castaños y palo blancos.

    Desechamos el camino de la derecha que avanza ladera adentro hacia una zona rica en nacientes de agua y especies propias de zonas húmedas, conocida como La Villanueva.
  • Retomamos el sendero de la derecha, en la zona conocida como La Pasada de Romero, que entre castaños nos adentra en un espeso bosque de laurisilva. Después de una prolongada pendiente llegamos a un cruce donde debemos continuar por la derecha, ya que si tomamos por la izquierda regresamos nuevamente al Caserío de La Florida y a Placeres.

    Desde lo alto podemos observar los restos de una antigua granja de cochinos y justo al lado, otra de gallinas que aún sigue en funcionamiento.
  • Llegamos al cauce del barranco de Los Zarzales que tenemos que atravesar para continuar subiendo por su lado izquierdo. A la derecha nos encontraremos con algunos pinos radiata y eucaliptus.

    Después de un trecho de ascenso llegamos a un cruce de caminos, donde tomamos el de la derecha. Si siguiéramos por la izquierda tomaríamos el Camino de Los Zarzales para llegar a Placeres, pasando por la galería de los Zarzales y por el barranco de La Calera.

    A partir de este punto nos adentramos en el sector con vegetación más interesante, donde podremos contemplar ejemplares de viñátigos, laureles, barbuzanos, tiles, palos blancos, acebiños, hijas, follaos, brezos, crestas de gallo, capitanas, matos blancos, flores de mayo, lenguas de pájaro, píjaras, chahorras, jibalberas, esparragueras, bejeques y otras.
  • A unos cientos de metros, camino arriba, llegamos a la Fuente del Til, donde podemos contemplar un impresionante ejemplar de til centenario, conocido por el Til de los Pavos.

    Es posible escuchar en la zona el golpeteo de algún pico picapinos, algo excepcional, ya que la zona es más un reducto de palomas de la laurisilva.
  • Algo más arriba llegamos a la atalaya natural del Risco de los Villanos desde la que se pueden disfrutar de unas espectaculares vistas del barranco de La Calera, del Caserío del Madroño y en general de todas las medianías del Valle de La Orotava.

    A partir de aquí comienza una bajada en la que se recomienda extremar las precauciones, que nos lleva hasta el cauce de un barranquillo y nos hace subir por un tramo escalonado.
  • Un buen trecho de subida después llegamos a un cruce de caminos donde debemos seguir ascendiendo tomando el de la derecha. El ramal de la izquierda nos llevaría por el Camino de la Traviesa que conduce a Las Llanadas, al Madroño y a Palo Blanco.
  • Algo más adelante alcanzamos a la derecha, la variante del sendero PR TF 40.1 Camino Punta del Risco, camino en pendiente que llega a la pista de la ladera de Chanajiga.

    En este lugar se puede observar un bonito bosquete de hijas.
  • Se sigue camino arriba serpenteando un largo tramo de pendiente considerable por varias lomas. Entre la vegetación se pueden entrever algunas huertas abandonadas hasta llegar a otro cruce que, por la izquierda, nos llevaría al caserío el Madroño.

    A un lado podremos ver el barranco de La Zarza y al otro el barranco de La Calera.
  • Más arriba el camino se ensancha y se convierte en pista forestal. En una de las curvas nos encontramos con el desvío que va a la galería de la Esmeralda.

    Continuamos a la izquierda por la antigua pista forestal hasta llegar a la Zona Recreativa de Chanajiga. Aquí se podrán ver paneles informativos de la ruta.
  • Se continúa la marcha hacia la derecha hasta llegar al parque infantil. Una vez allí se toma el camino ubicado a la izquierda del parque, junto a la pared de piedra.

    Emprendemos el ascenso del primer tramo del antiguo Camino del Guarda, serpenteando un largo trecho bajo monteverde y ejemplares de pinos foráneos.
  • Después de un repecho con varias curvas seguimos por un trazado sin muchos desniveles hasta llegar de nuevo a la pista forestal de Chanajiga, después de bajar varios escalones de piedra.

    Esta pista es un tramo compartido para bicicletas, caballos y vehículos a motor en espacios naturales protegidos de la Red BICA.

    A la derecha del camino se pueden apreciar canalizaciones de agua que proceden de diferentes galerías y que también sirven de apoyo a las brigadas forestales en caso de incendio.
  • Seguimos por la pista bajo formaciones de monteverde, hasta dejar a la derecha el cruce con el sendero PR TF 40.1 Camino Punta del Risco. Esta variante puede servir para acortar la distancia del sendero y recorrerlo en menos tiempo.
  • Siguiendo el trazado del camino llegamos a la Choza de Enrique Talg, en la zona conocida como el Risco de Miguel. Junto a la choza se puede encontrar una pequeña población de bencomias.
  • Tras unos metros de recorrido tomamos el desvío que aparece a la derecha y que desciende por una rampa flanqueada por una baranda de madera. Esta rampa nos adentra en otro tramo del antiguo Camino del Guarda que conduce hasta El Asomadero.
  • Después de serpentear por un tramo de sendero lleno de hojarasca y rodeados por monteverde, llegamos a la fuente de Los Helechos, junto a un laurel grande que está flanqueado de píjaras.
  • Pasado este lugar y a pocos metros retomamos el camino que, tras cruzar por un bosque de monteverde a través de un trazado de dificultad baja, nos lleva al cruce con el camino que baja de la Pista General de Icod el Alto y giramos a la derecha.

    Encontramos un tramo de cemento que pertenece a un antiguo cortafuegos, cuyo trazado forma parte del antiguo Camino del Lance incluido en la ruta 0 4 0. Esta ruta, que cada año atrae a más corredores de montaña de todas partes del mundo, arranca en la Playa del Socorro, llega al pico del Teide para terminar de vuelta en la playa.

    Unos metros más abajo llegamos al Mirador del Asomadero.
  • En el lado opuesto del mirador nos desviamos en un cruce a la derecha por el lomo del Asomadero, descendiendo por el Camino Piedras del Lomo con muchas curvas y fuerte pendiente. Esta bajada puede provocar resbalones y caídas por lo que hay que extremar la precaución.

    Si seguimos de frente conectaremos con la pista que, un buen trecho más abajo y pasando por la zona conocida como Fuente de Pedro, llega a La Corona, otro mirador con vistas espectaculares, donde existe uno de los despegues de parapente más importantes de la isla. La Fuente de Pedro es un lugar donde perdura un antiguo naciente de agua que hoy se encuentra bastante transformado por la acción humana y por las ofrendas que allí se depositan tras la presunta aparición de la Virgen María en 1992.
  • A medida que hacemos este largo descenso, el monteverde se entremezcla con castaños. A mitad de la bajada llegamos a un pequeño mirador que permite hacer una parada y reponer fuerzas.

    Más abajo el camino se orienta hacia el Lomo de la Tarasca bordeando una importante pared rocosa y vertical.
  • Al salir de la zona de monte doblamos a la derecha, caminando entre huertas, para llegar a una pista agrícola que nos conducirá hasta el siguiente cruce.

    En este último tramo salimos a la pista de cemento del barranco de la Lora y doblando a la izquierda bajamos por ella hasta el cruce por el que pasamos al inicio de la ruta y que conduce a Chanajiga, para bajar a la izquierda en dirección al punto de inicio en la Plaza de Viera y Clavijo.

Galería de imágenes

Ver todas las imágenes

Vídeo de la ruta

Información práctica

Ficha técnicaTransportesRecomendaciones

Detalles

DificultadDifícil
Duración7:00 horas
CircularSi
Distancia14,41 km
Subiendo7,31 km (51%)
Bajando7,09 km (49%)
Alt. Max.1.264,75 mts
Alt. Min.372,65 mts
Desnivel892,10 mts
Desnivel acumulado2.198,00 mts
BUS (http://www.titsa.com):
  • Santiago Apóstol (Código 4120): Líneas 339, 352, 353, 354, 390, 391 y 546
TAXI:
  • Servitaxi Realejos: 922 346 045
  • Radio Taxi: 922 346 096
SEA PREVISOR: Cuando organice su excursión no olvide llevar su teléfono móvil con la batería cargada, protector solar, sombrero, ropa y calzado adecuado, así como suficiente agua y comida.
CAMINE ACOMPAÑADO: Consulte previamente las condiciones meteorológicas para asegurarse de que son adecuadas. Informe previamente a sus familiares y amigos de la ruta que va a realizar y transite siempre por caminos señalizados.
EVITE RUIDOS: En silencio podrá descubrir la vida que se abre a su paso.
NO DEJE BASURA: Llévese toda la basura que genere, incluyendo la orgánica y tenga especial cuidado con las colillas. De esta forma contribuirá a mantener la belleza del paisaje y evitará la proliferación de roedores.
RESPETE EL ENTORNO: No recolecte flora, fauna ni objetos del medio, ya que podría contribuir a la pérdida de recursos insustituibles. Respete el modo de vida, intimidad y propiedades de los habitantes del lugar.
SEA PRUDENTE: Transitar por el medio natural conlleva riesgos. Usted camina bajo su responsabilidad.
Exención de Responsabilidad

Esta publicación tiene carácter orientativo. La información facilitada puede no ajustarse a la realidad existente, ni ser un fiel reflejo del estado de los senderos y caminos, ya que pueden haber sufrido alteraciones o modificaciones originadas por fenómenos meteorológicos, naturales o de cualquier otra índole surgidas con posterioridad a su edición.

Así mismo, se informa a los usuarios de esta web que el senderismo se ha de practicar con los medios y materiales adecuados y que se han de extremar todas las precauciones en la práctica de la actividad.

El Excmo. Ayuntamiento de Los Realejos publica esta web al objeto de facilitar información de los senderos y caminos existentes en el municipio, sin que su publicación suponga la asunción de ningún tipo de responsabilidad por el uso indebido o negligente que se haga de la misma.