Iglesia de Nuestra Señora del Buen Viaje

En el altozano de la cordillera de Tigaiga, el núcleo de Icod el Alto conserva entre sus nuevas construcciones, la estructura de la vieja ermita dedicada a Nuestra Señora del Buen Viaje.

Esta iglesia aparece documentada desde el siglo XVI, bajo la dependencia de la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción del Realejo Bajo. No es hasta 1930 cuando obtiene el rango parroquial.

Se trata de una modesta construcción, muy transformada a nivel de fachada, que conserva en su interior interesantes muestras del arte canario de los siglos XVII y XVIII. Podemos destacar a la imagen titular de vestir y portando sus atributos iconográficos, una obra canaria del Setecientos de gran devoción en la comerca, las tallas anónimas de San Antonio de Padua y San José, así como los lienzos de la Virgen del Carmen, la Virgen del Rosario, la Crucifixión, el Nazareno, Santa Margarita y El Calvario.