Ermita de San Pedro Apóstol

Ubicada en los límites del Paisaje Protegido de la Rambla de Castro, perteneció a la hacienda que fundó Hernando de Castro a consecuencia del reparto de datas tras la conquista.

La  fábrica de la ermita es posterior en el tiempo, pero ya en los primeros años del siglo XVII existen referencias documentales de su existencia en este lugar. En su interior, un modesto retablo custodia la imagen del Apóstol, de escuela canaria del siglo XVII.