Drago de San Francisco

El drago de San Francisco está situado en un altozano donde confluyen las calles del Medio y Cruz Verde.

Después del de Icod de los Vinos es el más bello de las Islas. De él han dicho viajeros y escritores de otras épocas que “su aspecto es extraño, se diría el de un enorme candelabro soportando un bosque de yucas. Es ciertamente, uno de los vegetales más raros de la creación y muchos han creído ver bajo su envoltura, la imagen del dragón de la fábula, guardián de las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides”.